Escritura en cárceles

Libertad Bajo Palabra

En el 2017, Fundalectura apoyó al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario – INPEC, con el programa Libertad Bajo Palabra.

Este proyecto está dirigido a la población carcelaria de todo el país, con el propósito de encontrar en la lectura y la escritura nuevas formas de comunicar e imaginar otras vidas por fuera de las rejas. Así mismo, es un espacio para que los internos se reconcilien consigo mismos, pidan perdón y empiecen su proceso de reinserción social.

Al final de los talleres se recogen las mejores producciones literarias y se publican en ‘Fugas de tinta’, una antología de crónicas, cuentos y relatos, que llega a su décima versión.

Palabras Justas

En el 2014, nació el programa ‘Palabras Justas’ del Grupo de Reintegración del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario – INPEC –  con el apoyo de Fundalectura. Esta iniciativa se inspiró en la metodología del proyecto ‘Libertad Bajo Palabra’, creado en el 2006, por el escritor José Zuleta Ortíz.

El programa estuvo dirigido a más de 300 postulados a la ley de 975 de 2005, Ley de Justicia y Paz. A través de la escritura y la lectura, los reclusos escribieron historias, relatos, crónicas y poemas cuyo eje era el perdón y la reconciliación.

Al finalizar los talleres, se publicaron las mejores historias en los libros:

Palabras Justas I: relatos, crónicas y cuentos de reparación. 

-Palabras Justas II: relatos, crónicas y cuentos de reparación. 

 

Videos